¿Cuál es el mejor lubricante automotriz?

#

La lubricación en un vehículo es tan fundamental como la sangre para los seres humanos. Cuando dos piezas metálicas están en contacto, existe fricción por el movimiento y produce gran desprendimiento de calor entre las partes. Para evitar situaciones que generan problemas en los automotores, se utilizan los lubricantes, mejor conocidos como aceites, que crean una fina capa o película muy delgada entre las superficies para evitar el roce directo y así reducir el desgaste de las piezas y el aumento de la temperatura del sistema, ya sea del motor o los engranajes.

 

Para empezar…

Se debe decir que los aceites especiales para la lubricación de automóviles son los regulados por la SAE (Sociedad de Ingenieros de Automoción), organización estadounidense que a nivel mundial formula estándares para todo tipo de vehículos. Un ejemplo claro es la nomenclatura o denominación de estos aceites; te aseguro que si estás en el mundo automotriz has escuchado el famoso aceite SAE 20W 50, el cual está precedido por la siglas mencionadas anteriormente seguido de dos números con una W en medio que significa Winter (invierno). De esta manera, el primer número indica la viscosidad del aceite en frío que puede ser medida en la unidad de centiStokes, mientras que el segundo número indica la viscosidad en caliente o cuando el motor ha llegado a su temperatura normal de operación.

Asimismo, existen tres tipos de aceites lubricantes que se clasifican en minerales, semisintéticos y sintéticos; estas son las bases derivadas del petróleo para su presentación comercial. Sin embargo, cabe aclarar que todo aceite proviene de un aceite mineral, es decir, un aceite semisintético se obtuvo a partir del procesamiento de un aceite mineral y un aceite sintético se obtuvo a partir del procesamiento de un aceite semisintético. La diferencia entre estos tres radica principalmente en su transformación, ya que un aceite sintético fue tratado y refinado para eliminar todas aquellas impurezas y componentes naturales que no aportan a la lubricación, permitiendo así una vida útil mucho más larga con respecto a un aceite mineral.

Ahora bien, los aditivos hacen la diferencia entre estos tres grupos, pues hay algunos que son detergentes que ayudan a la limpieza interna del motor, así que no te asustes si tu aceite sale negro, ya que está cumpliendo exitosamente su función de eliminar impurezas. Por otra parte, están los aditivos que permiten la evacuación rápida del calor para evitar sobrecalentamiento.

 

Entonces, ¿cuál es el mejor lubricante automotriz?

Cada vehículo tiene unas características en particular como la marca, el diseño, el cilindraje, el tipo de terreno donde circulará, si es un automóvil urbano o de transporte de carga, además de las tolerancias dimensionales entre las piezas mecánicas del motor y el clima de operación. La lubricación no es la misma en una ciudad del Caribe que en el invierno de Moscú; de todo ello dependerá el tipo de lubricante.

Mientras que un carro normal puede usar SAE 20W-50, un carro de Fórmula 1 puede usar SAE 0W-10, con una viscosidad demasiado baja debido a que los ajustes dimensionales entre las piezas son muy precisos, por lo tanto, necesita una capa de lubricante mucho mas delgada.

 

En conclusión…

El mejor aceite lubricante es el que indique el fabricante, cumpliendo estrictamente el grado de viscosidad y que sea un aceite automotriz (SAE).  La marca está a libre elección, aunque se debe verificar que cumpla con las normas internacionales y que tenga buena credibilidad. Por último, la elección debe hacerse con base en la experiencia y saber identificar el tipo de marca que le asienta mejor a nuestro vehículo.